Vieron el infierno tras matar a sus hijas: su piel se quedaba pegada a las manos en Tolima

Amordazadas, amarradas y quemadas vivas: así murieron dos menores, a cuyo padre le decían que “iba a ver morir a toda su familia”. ¡Aterrador!

Sábado, Octubre 6, 2018 – 14:11

La Policiía dio captura en las más recientes horas a Emilio González Méndez de 37 años, acusado de participar en el aberrante crimen de dos menores en zona rural de Rioblanco, Tolima, en hechos ocurridos el ábado 5 de enero del año 2013. Los detalles del asesinato son espeluznantes.

Se manejaba como información inicial que un grupo de hombres arribaron hasta una finca ubicada en esta zona, e incendiaron una vivienda con cuatro niñas y dos niños al interior, perdiendo la vida Andrea Gómez Mesa de 14 años y Luisa Fernanda Gómez Mesa de 10 años.

Pruebas

Después de recolectar las pruebas suficientes y otros elementos, investigadores de Policía y Fiscalía General de la Nación obtuvieron la orden captura de este hombre. Fue así que agentes se dirigieron el 4 de octubre pasado hasta la vereda el Jardín de la comuna de Belén Alta Vista, en Medellín Antioquia, para cumplir cn la orden judicial

A este hombre, natural de Rioblanco, le figuraba orden de captura emanada por el juzgado 2 municipal de Chaparral, por este hecho donde perdieron la vida las menores de edad y otra resultó gravemente herida. De igual forma se logró la imputación por los mismos motivos contra Jair Cárdenas Martínez, persona que se encuentra recluida en el centro penitenciario y carcelario del último municipio en mención.

Momentos de la escena

Los detalles del crimen datan que los agresores cogieron al padre de los menores y le taparon la boca. Golpeándolo le decían que iba a ver morir su familia, procediendo a amarras a las menores para  luego rociar el rancho de bareque con gasolina y prender fuego con ellos adentro. Las abrazadoras llamas quemaron la casa y a los menores, quienes entre gritos, murieron sin compasión.

En medio del desespero de poder hacer algo para sobrevivir, el mayor de los niños logró desamarrarse y desatar a su madre, que tambipen estaba atada dentro de aquella vivienda, y luego salió en busca de agua para apagar a sus tres hermanas. En ese instante, el menor vio quienes eran los agresores, que ya emprendían la huida del sector.

“Mis niñas salieron corriendo con las llamas encima, la mayor ardía en candela y mientras corría apenas abría los brazos, al ver eso yo salí descalza y le tiré agua y la apagué y ella me dijo ¡Mamá en la pieza esta Luisa!”. Luisa estaba tirada en el suelo con las llamas encima y trate de apagarla tirándole agua”, relató la mujer en su momento.

Relato de la madre

Además, agregó que cuando entró y cogió a Luisa Fernanda, la piel de ella se le quedaba pegada en las manos, y la niña mayor, que tenía quemadas sus manos, espalda y piernas, soltó al papá. Casi una hora después, arribaron dos ambulancias y las llevaron a un centro asistencial en Rioblanco, pero por la gravedad de sus lesiones fueron remitidas a Chaparral, donde la médico le confirmó a la madre de las menores que una de ellas tenía los intestinos quemados y que iba a morir, mismo destino que sufrió su hermana.

Los dos asesinos fueron dejados a disposición de la Fiscalía 51 seccional de Chaparral, que les imputó cargos por los delitos de homicidio agravado, tentativa de homicidio en concurso con secuestro y en concurso con incendio. Al final, ambos fueron cobijados con la medida de prisión en centro penitenciario y carcelario.

Redacción EXTRA Girardot