UNIDAS, LAS FUERZAS VIVAS DE LA CIUDAD RESPALDAN AL ALCALDE DE PEREIRA JUAN PABLO GALLO MAYA

En medio de un acompañamiento masivo tanto de la comunidad, como de las fuerzas vivas de la ciudad, lo que agradeció profundamente, el alcalde Juan Pablo Gallo, anunció, que ante el fallo en primera instancia que determinó pérdida de investidura cuando ejercía como concejal de Pereira, que seguirá las instancias pertinentes, con la asesoría de sus abogados, hasta lograr demostrar que nunca fue el sujeto a investigar, como ya lo reconoció la Contraloría Municipal.
Dijo que seguirá trabajando por Pereira, porque “hay Alcalde para mucho rato”. En la rueda de prensa que se realizó en el primer piso de la Alcaldía Municipal, el alcalde Juan Pablo Gallo ratificó, que el fallo de pérdida de investidura no implica que salga del cargo, por lo tanto, podrá seguir ejerciendo plenamente sus funciones como Alcalde, en tanto sus abogados surten los trámites de apelación.
“Tengo tranquilidad, este acompañamiento masivo me fortalece, hay alcalde para rato, hay gobernabilidad, confío en la justicia y que al final se reconozcan estos hechos de que yo nunca fui el sujeto a investigar”.
Además de su familia, que lo ha acompañado plenamente en este proceso, en especial su esposa, Lina Muñetón de Gallo, a la que dio un cariñoso agradecimiento, el alcalde Juan Pablo Gallo Maya estuvo rodeado del gabinete municipal en pleno, gerentes de institutos descentralizados, congresistas, representantes de gremios, concejales, diputados, líderes de los barrios, presidentes de junta y de su equipo de trabajo, un respaldo que aseguró, lo fortalece para seguir trabajando por Pereira.
El caso que decidió el Tribunal Contencioso Administrativo, se remite a 2008, cuando el hoy alcalde Juan Pablo Gallo Maya era concejal de Pereira y votó para la elección del contralor ese año.
El Tribunal determinó que el hoy alcalde debió declararse impedido, porque en ese momento estaba vigente una investigación en la Contraloría Municipal, por un proceso de responsabilidad fiscal que se adelantaba en Tránsito Municipal, entidad en la que Juan Pablo Gallo ejerció como director, a partir del 21 de septiembre de 2005.
Sin embargo, no era Juan Pablo Gallo el director a cargo de Tránsito Municipal, cuando ocurrieron los hechos (en agosto de 2005),por los cuales abrió el caso la Contraloría y aún así, fue citado por este ente de control, en lugar de ser llamado el anterior director de Tránsito, quien estaba a cargo cuando se dieron los hechos investigados.Error que fue reconocido por la Contraloría Municipal. Y este es el argumento del alcalde y sus abogados para su defensa.
“A los que pretendían que la ciudad se quedara sin Alcalde, se quedaron con los crespos hechos”. Quiero darles las gracias a todos los que creen el Cambio. En Pereira hay alcalde para rato”.​