Un joven fue torturado, acuchillado y baleado

Para la familia, el crimen pudo tratarse por la envidia de sus amigos al ver que tenía a la mujer más bella de La Candelaria, al sur de Bogotá.

Jueves, Julio 12, 2018 – 12:21

Un macabro crimen conmovió a los habitantes del barrio el Egipto, en La Candelaria, al sur de Bogotá, luego de que un joven natural de Cali, fuera hallado muerto en un lote, presentando signos de tortura, haber sido acuchillado y baleado. Al parecer, porque el joven tenía a la novia más linda del sector y fue la envidia de unos azotes de la zona.

DESPARECIDO DESDE EL SÁBADO

A través de los familiares, quienes ayer estaban en las afueras de Medicina Legal, conocimos que la víctima respondía al nombre de Estivens Ricardo Jaramillo Hernández, de 21 años, residía en el barrio Egipto, al sur de Bogotá, era natural de la ciudad de Cali, y tenía años en la capital. Por el momento no estaba trabajando, pero se ganaba la vida haciendo varios oficios.

Desde el pasado sábado 7 de julio, el muchacho se encontraba desaparecido, motivo por el cual su familia inició una búsqueda desesperada, logrando obtener información, en la cual lo habían dejado abandonado en un lote.

EL HALLAZGO

Fue el domingo en horas de la tarde, cuando luego de la información recibida por la fuente, encontraron el cadáver de Estivens Jaramillo envuelto en un cubre lecho, estaba semidesnudo, en un lote abandonado entre el barrio el Egipto y Parejo.

La familia pudo reconocerlo por los rasgos físicos y la camisa que portaba para el momento del hallazgo, dando aviso a la policía.

ACUCHILLADO Y BALEADO

Agregaron que presuntamente el cadáver de Estivens Ricardo presentó signos de haber sido salvajemente golpeado, torturado, acuchillado y baleado en una vivienda cercana al lote donde estaba el cuerpo. Ya que allí, la policía encontró el pantalón que portaba y un cuchillo ensangrentado.

Presumen que una vez que lo asesinaron, los homicidas arrastraron el cadáver hasta el lote y lo lanzaron allí para tratar de evitar que lo encontraran, de hecho estaba envuelto con el cubre lecho y unas piedras, dijo un familiar.

AMIGOS Y AZOTES

Cuando les preguntamos si sabían quién pudo haber cometido el crimen, la familia acusó a unos “presuntos amigos” de Estivens Ricardo, quienes son considerados como unos azotes de la zona y al parecer el móvil fue porque este había logrado obtener el amor de una linda joven de La Candelaria, quien era muy codiciada por uno de los líderes delincuenciales de la zona.

JUSTICIA

La familia, aun con el dolor por la muerte de Estivens Jaramillo, hizo un  llamado ante la Policía Nacional de Colombia y la Fiscalía, de modo que los responsables de este crimen sean capturados y paguen por este vil asesinato.