Seguridad, una prioridad para gobernadores del Eje Cafetero 

La RAP Eje Cafetero decidió realizar Consejos de Seguridad Regionales para acordar operativos conjuntos contra el tráfico de estupefacientes, especialmente en las zonas limítrofes de los tres departamentos, conocidas como puntos grises, donde las organizaciones criminales aprovechan para cometer los actos delictivos.

Se buscará crear un fondo común de recompensas para desarticular bandas criminales, fortalecer el grupo élite antinarcóticos, gestionar recursos para la compra de un escáner para que pueda ser operado por la Regional 3 de la Policía y que con él se puedan detectar estupefacientes y armas que pretenden ingresar por las fronteras, ya que el Eje Cafetero es un corredor nacional e internacional, asimismo, consolidar el observatorio regional de seguridad.

También se cumplirán comités departamentales del sistema de responsabilidad penal para adolescentes con el ICBF, con el fin de reducir la reincidencia de los menores infractores y con ello evitar que sean privados de la libertad. Por otra parte, para reducir el hacinamiento en las cárceles, en los próximos meses iniciará la construcción de un centro de reclusión de mediana seguridad del orden nacional en Pereira, que contará con 1.500 cupos y una inversión de $135 mil millones. El Quindío está a la espera de la edificación de una colonia agrícola que podría albergar a 400 condenados.

Se atacará la minería ilegal y se realizarán campañas para prevenir a los ciudadanos frente a la trata de personas, delitos sexuales y el consumo de sustancias psicoactivas.