Inminente crisis en el sector cafetero

A pesar de los grandes esfuerzos que hacen cada año los pequeños y medianos productores al igual que los empresarios por mejorar su economía, el sector cafetero se encuentra ante una inminente crisis que cada vez crece más, sin dársele una solución estructural y definitiva.

En la actualidad, los precios de venta del café se encuentran un 20% por debajo de los costos de producción, causado por la cotización internacional del grano en la Bolsa de New York, que es inferior a un dólar, ocasionando pérdidas económicas.

En este momento debemos ser solidarios con el gremio caficultor y por tal motivo hacemos un llamado al Gobierno Nacional y a la Federación Nacional de Cafeteros para emprender estrategias estructurales y soluciones efectivas que permitan el mejoramiento de la calidad de vida del caficultor y su familia.

En Risaralda el sector cafetero representa la actividad económica más importante: son 48 mil hectáreas de producción, representando el 60% del área cultivada en el departamento; 19 mil familias son cafeteras y en exportaciones representan el 70%. Además,  todos los municipios de Risaralda cultivan café, representando un total aproximado de 5 millones de arrobas al año, que generan ingresos por $400 mil millones cada cosecha, convirtiéndose en el principal dinamizador de la economía local.

Por lo anterior, nuestro compromiso es acompañar a los caficultores en sus iniciativas, gestionando el apoyo del Estado para amortizar las deudas tan altas, seguir implementando las buenas prácticas en sus cultivos y apoyar la renovación de cafetales; todo esto permitirá el mejoramiento de la actividad cafetera y así se evitará una hecatombe del sector a corto y mediano plazo.

Atentamente,

Geovany Londoño González

Diputado de Risaralda