Gobernadores del Eje Cafetero unidos para fortalecer la seguridad de la región

Consolidar la Policía Antinarcóticos regional, fortalecer la presencia en el Eje de la Fiscalía General de la República con personal y tecnología, comprar un escáner móvil para detectar drogas en las zonas grises, impulsar los programas de seguridad humana, entre otras estrategias, fueron expuestas en el Consejo de Seguridad y Convivencia del Eje Cafetero que se cumplió en Manizales. Proyectos que se dan luego de que las secretarías del Interior de Quindío, Caldas y Risaralda consolidaran un diagnostico detallado de la seguridad de la región.

Una de las prioridades que tiene la Región Administrativa de Planificación, RAP Eje Cafetero, es hacer inversión social para garantizar y consolidar la tranquilidad del Triángulo del Café, combatiendo el narcotráfico y el microtráfico, pues según lo explicó Carlos Alberto Piedrahita Gutiérrez, secretario de gobierno de Caldas, si bien es cierto que el Quindío, Caldas y Risaralda ha disminuido los cultivos ilícitos, hoy los jóvenes de los tres departamentos tal vez son los mayores consumidores de drogas.

Indicó que por ello hay dos tareas importantes: frenar la oferta con la consolidación de la Policía antinarcótico en la región en el Eje Cafetero y dotar con más elementos tecnológicos a la Fiscalía General de la República, para que así tenga la capacidad de hacer investigaciones oportunas, eficientes y pertinentes, y se garantice la captura de cabecillas de las bandas criminales que traen drogas a la región.
Estos conceptos van de la mano de las propuestas que desde el inicio de su gobierno se ha trazado el mandatario de los quindianos Carlos Eduardo Osorio Buriticá, que con su programa de Seguridad Humana ha buscado disminuir al interior de las comunidades los focos de delincuencia, fortaleciendo la parte social y los valores humanos para generar entornos de paz y convivencia.

El gobernador del Quindío explicó que el objetivo de adquirir el escáner es verificar qué entra y sale de la región, y evitar así el ingreso de armas y drogas por las zonas grises o de frontera.

Además resaltó la importancia de fortalecer el trabajo con las comunidades, disminuyendo los índices de pobreza, el desempleo y otros factores que pueden desencadenar los delitos. “Si nosotros hacemos un buen trabajo, organizado, que verdaderamente que verdaderamente responda a las necesidades de los habitantes de la región, tendremos departamentos totalmente seguros”, aseveró.

El secretario del Interior (e) Faber Mosquera Álvarez, manifestó su agrado por la integralidad de los tres departamentos frente a un tema común, la seguridad, lo que permite tener un parte de tranquilidad en términos de disminución de la incidencia de los delitos en los diferentes sentidos. “Ha sido un trabajo articulado entre las diferentes entidades no solo en seguridad sino en la parte comunitaria, una línea que ha tenido el gobernador del Quindío entorno a desarrollar planes de acción en el apoyo a la ciudadanía para la disminución de los delitos en el departamento”, agregó.