Gobernador entregó obra de mejoramiento de la sede Buenos Aires Bajo, institución educativa San Rafael de Calarcá

 

“Todos los niños tienen derecho a estudiar en una escuela linda y adecuada, eso se justifica porque son la esperanza y el presente”: gobernador.


20 niños, niñas y adolescentes que viven en la vereda Buenos Aires de Calarcá, en el sector de La Línea, ahora cuentan con una escuela renovada y embellecida gracias a la obra de mantenimiento y mejoramiento que el gobernador del Quindío, Padre Carlos Eduardo Osorio Buriticá, entregó en la sede Buenos Aires Bajo de la institución educativa San Rafael.

 

En esta sede rural, el gobierno departamental ejecutó un contrato en el que se realizaron labores de mantenimiento y adecuación del pozo séptico, del restaurante y la cocina, se instalaron baterías sanitarias y cerámicas en los baños, redes eléctricas de los salones, se mejoraron la cubierta y el cielo raso, se hizo cerramiento, pintura y acabados. En esta obra se invirtieron $59 millones con el fin de brindarles a los niños y niñas un espacio agradable y en óptimas condiciones para su aprendizaje.

 

Janeth Alejandra Berrio Ramírez, madre de familia, expresó su alegría por esta entrega: “Los juegos estaban muy regular, ahora verlos arreglados para que ellos se diviertan y tengan una mejor forma de compartir me parece estupendo. El restaurante quedó genial, me gusta mucho. Nos agrada que el gobernador se acuerde de la comunidad y más de una vereda”.
Jorge Elí López Núñez, rector de la institución educativa San Rafael de Calarcá, agradeció al gobierno seccional por adecuar el restaurante escolar que ahora cumple con todos los estándares de salud. “Una escuela bonita es muy importante para el proceso de formación de los muchachos, pues motiva el proceso de aprendizaje”.


Por su parte, el Padre Carlos Eduardo Osorio Buriticá gobernador del Quindío, explicó que su administración ha intentado hacer rendir los recursos para mejorar todas las escuelas del departamento.

“Hay algunas escuelas con 5 niños, pocos, pero todo niño merece tener una escuela buena, eso se justifica porque son esperanza y son presente. Qué alegría decirle a la comunidad: ‘acá está una escuela a la que se le cubrieron las necesidades, los niños y sus padres tienen la certeza de que sus escuelas están indicadas para recibirlos’”.

Tras el convite de amor y solidaridad realizado el pasado sábado en Quebradanegra, Barcelona y La Virginia, y con la entrega de esta obra, el 90% de las escuelas de Calarcá han sido intervenidas en lo corrido del gobierno del Padre Carlos Eduardo Osorio Buriticá. Se espera llegar al 100% antes de finalizar el próximo año.