De la Calle invita a Uribe y a Pastrana a sentarse a conversar

De la Calle invita a Uribe y a Pastrana a sentarse a conversar

El jefe negociador del Gobierno pidió un diálogo “de manera sensata, minuciosa y con tiempo”.

Por:  ELTIEMPO.COM |

Humberto de la Calle, jefe negociador del Gobierno, y los expresidentes Álvaro Uribe y Andrés Pastrana.

Foto: Archivo / EL TIEMPO

Humberto de la Calle, jefe negociador del Gobierno, y los expresidentes Álvaro Uribe y Andrés Pastrana.

El jefe negociador del Gobierno en el proceso de paz con las Farc, Humberto de la Calle, invitó este miércoles en el foro ‘Hablemos de paz’, que se realiza en la Universidad del Norte en Barranquilla, a los expresidentes Álvaro Uribe y Andrés Pastrana a conversar sobre el proceso de paz.

Yo quiero proponer aquí un pacto nacional, yo quiero llamar expresamente al expresidente Uribe y al expresidente Pastrana a que nos sentemos a conversar de manera sensata, sosegada, minuciosa y con tiempo”, afirmó De la Calle.

Así mismo, el jefe negociador del Gobierno afirmó que “la gente está cansada de la pelea, sentémonos tranquilamente”. Y enfatizó en que el próximo 3 de octubre, un día después de la votación del plebiscito, “es el día la unión de los compatriotas”.

De la Calle denominó la invitación como un “pacto nacional”, el cual debe contemplar unos principios básicos, entre los que se encuentra un reconocimiento al compromiso de las Farc con la dejación de armas, seguido de una limpieza en la política, en el que haya una aclaración de “la financiación de las campañas” y una batalla conjunta en contra de la inequidad social. (Lea también: Por ahora, no habrá encuentro entre ‘Timochenko’ y Andrés Pastrana)

Esta declaración, se da luego de que el expresidente Andrés Pastrana enviara una carta en la que solicitaba una reunión “a la mayor brevedad” con ‘Timochenko’, jefe máximo de las Farc. Esta solicitud, según respondió el alto comisionado para la paz Sergio Jaramillo, se da en un momento difícil, pero en el que el Gobierno va “a estudiar cuál es la ocasión más conveniente”.

ELTIEMPO.COM